background

Maria Cristina Viscarra

 

Me formo en un constante ir y venir desde y hacia los demás. Hacer política sin enraizarme en mi comunidad, me impediría conocer la belleza, la entrega y la silenciosa lucha de miles de ciudadanos. No es un oficio noble, lo he escuchado muchas veces, pero si hacemos que marche apoyado en sencillas órdenes posiblemente logremos entre todos aliarnos a favor de la verdad y la libertad.

Tomo partido por los que sufren la historia, por los que trabajan y entregan todas sus fuerzas a sostenerse, ellos y sus familias.  Lo hice desde que me inicié en el trabajo de representar una región poderosa, pero ingenua; fértil y quizá por ello menos ambiciosa.

Las ideologías están muy cansadas. Urge, como hago desde hace años, no separarme de nadie y hacer valer la voz de todos; no olvidar mis raíces y ponerme al servicio de ellos para que los escuchen y entiendan.

Para que el estado unitario en el que vivimos, te ceda atención y tiempo, abra una puerta y puedas resolver esa necesidad o problema que amenaza convertirte en incrédulo.

Para eso estoy, para trabajar con el corazón y este corazón camba es muy grande. Palabra de Mujer!